lunes, julio 24, 2017

A VUELTAS SOBRE EL LADRILLO DE ACEUCHAL


El texto de la inscripción conocida como "El ladrillo 
de Aceuchal" dice, transcrito línea por línea, lo 
siguiente:

                       INTEREA MEDI-
                       VM AENEAS IAM
                       CLASSE TENE- 
                             BAT 


         (ENTRE TANTO, ENEAS CON SU FLOTA 
                   IBA YA POR ALTA MAR)


Y, a continuación, se inserta una imagen del crismón,
o sea, el más antiguo de los símbolos empleados para
representar el credo cristiano, antes de que se genera-
lizase el símbolo de la cruz, en la época de Constanti-
no.    

    
 (La pieza cuya fotografía acompaña a estas líneas 
se encuentra en el Museo Arqueológico de Madrid)
El texto que transcribimos corresponde al verso pri-
mero del libro V de la Eneida, de Virgilio. El verso 
empleado por el poeta romano es el hexámetro, el 
mismo metro que corresponde a las epopeyas 
homéricas, la Ilíada y la Odisea.
  
 Era, por tanto, un detalle de cultura elegir, como 
elemento decorativo, un verso de Virgilio; al tiempo 
que, con el anagrama del crismón añadido, se pro-
clamaba la fe cristiana, a la par que la cultura del 
dueño del susodicho objeto decorativo. 


jueves, julio 06, 2017

UN COMENTARIO A MIGUEL HERNÁNDEZ


Me refiero concretamente al poema 33, el que lleva este número entre  las octavas excluidas de la edición de Perito en lunas. Poema escatológico, en el sentido de que su contenido se refiere a las necesidades corporales, tanto la micción como la defecación. Ambas evacuaciones se efectúan, de ordinario, sentados sobre la taza del inodoro ("la más oscura copa") Esta oscuridad se produce por la acción de sentarnos sobre el inodoro. Dicha acción es equiparable a un eclipse, como se puede comprobar por el contenido de otra de las octavas del mencionado libro, la octava XXX,  titulada "Retrete": "Aquella de la cuenca luna monda / sólo habéis de eclipsarla por completo / donde vuestra existencia más se ahonda,/ en el lugar preciso y recoleto./
Pero, volviendo a la octava a la que nos referíamos al principio de este escrito, la 33, que probablemente por escrúpulos estéticos, fue excluida por el autor en su edición de Perito, por su explícita referencia a la ventosidad:
                                             
                                 ¡Perdóname, Señor, si sobre el pedo
                       alzo hasta ti la más oscura copa!
                       De la gloria, Señor, por ti me vedo
                       y la gloria me tira de la ropa;
                       sin ella, Señor mío, ¿qué más puedo
                       hacer, a lo viudo, sobre Europa,
                       que elevarme a la esfera que tú ocupas
                       y decirle a Luzbel que vuelva grupas?              

Las claves poéticas que nos sirven para interpretar los respectivos significados de los vocablos "gloria", "Europa" y "Luzbel" serían, respectivamente, merde, taza del inodoro, y, finalmente, trasero. La equiparación  gloria = merde  es de Verlaine, según nos cuenta Rubén Darío. Un amigo de éste, Alejandro Sawa, presentó a Darío al admirado Verlaine. Rubén, entusiasta, haciendo uso de su mejor francés, se explayó con le pauvre Lélian  expresándole la gran admiración que le profesaba y mencionando en la palabra gloire toda la fama que él le pronosticaba al poeta francés. Pero Verlaine, indiferente a todos estos incentivos se limitó a musitar: La gloire, la gloire... m., m. encore!  Esa presunta "gloria" viene a ser, en definitiva, merde... 'Europa' es la taza del inodoro, blanca, como la raza que habita este continente. Y, por último, Luzbel es el sinónimo del 'trasero'. La 'gloria' (merde) 'me tira de la ropa' (me hace bajarme los pantalones) "La esfera que tú ocupas" es la esfera gaseosa, el aire.

     Ésta es, a mi modo de ver, la interpretación que mejor le cuadra a la humorada poética de Miguel Hernández en la octava real que acabamos de comentar.